Qué es un CMS Headless o Disociado

18 Nov, 2019   |   de Pedro Alejandro Acosta   |   

Es importante que conozcas qué es un CMS Headless (sin cabeza), también llamado CMS disociado. Este tipo de sistema gestor de contenidos es la evolución del CMS tradicional, para permitir mayor libertad en el diseño de las páginas web.

Los CMS tradicionales, tales como WordPress y Drupal, surgieron para facilitar el trabajo de los editores de contenidos de las páginas web. En el caso de tu blog, un CMS clásico te permite gestionar el mismo, sin que tengas conocimientos de programación de páginas web.

Ahora bien, en un CMS tradicional se distinguen claramente dos componentes, que trabajan de forma asociada:

  • El backend, que es la parte que se conecta con la base de datos y el servidor.
  • El frontend (interfaz), que es el componente que interactúa con el usuario.

A manera de ejemplo, te explico lo que sucede cuando le das un clic al enlace Blog que se encuentra en el encabezado de este artículo.

  • El frontend interpreta el clic, y le comunica al backend que hiciste tal acción.
  • El backend determina el procedimiento asociado a dicho clic, dado por el algoritmo programado. Busca en la base de datos la información requerida, y la envía al frontend.
  • El frontend recibe la información anterior, y presenta la página Blog en tu pantalla.

Como puedes ver, el frontend resulta más cercano al usuario, mientras el backend lo es al servidor. También puedes observar que mientras el frontend debe adaptarse al dispositivo desde el cual realizas la consulta, el backend no lo requiere.

¿Qué es un CMS Headless?

Un CMS Headless es un tipo de sistema gestor de contenidos que trabaja exclusivamente con el backend, dejando a un lado el frontend. En lugar de usar un frontend, el mismo se integra una API, a la que pueden acceder tanto las páginas web como las aplicaciones.

Una API (de Application Programming Interface) es una interfaz de programación de aplicaciones. Es decir, un conjunto de funciones, métodos y procedimientos que brinda determinada biblioteca, para ser utilizada por otro software o plataforma.

Los CMS disociados usan API REST (Representational State Transfer), un tipo de interfaz flexible que emplea métodos de consulta, por medio de los que un cliente puede acceder a los datos del servidor, solicitarlos o modificarlos. Empresas como Twitter, YouTube, Facebook y otras grandes corporaciones, trabajan con API REST.

¿Por qué usar un CMS Headless?

Los CMS Headless permiten que tus contenidos sean distribuidos por nuevos canales.

Es posible que aún no comprendas la razón por la cual los CMS Headless se han vuelto tan populares. Ello resulta lógico si vienes del campo de los blog, donde predomina el uso de los CMS acoplados o tradicionales.

La respuesta es que los CMS Headless permiten servir el contenido a través de distintos canales, pudiendo adecuarse a variados dispositivos. Es decir, para un CMS disociado, es lo mismo interactuar desde dispositivos tan disímiles como un Smartphone y lentes de realidad aumentada. Por ello, la ventaja de este tipo de CMS es la adaptabilidad a los diferentes dispositivos que pueden emplear los usuarios.

Supón que estás desarrollando tu blog en un CMS acoplado, entonces debes asegurarte el uso de una plantilla repositiva compatible con los diferentes dispositivos que empleen tus lectores. Algo que cada día se dificultd más, considerando la variedad de dispositivos que hay, y el auge del Internet de las Cosas. Con el uso de un CMS disociado, evitas ese problema, dejando que la correspondiente API se encargue de interactuar con el dispositivo empleado.

Ventajas de un CMS Headless

A continuación, te presento las ventajas un CMS disociado.

1.- Se adapta a múltiples canales de comunicación

Como previamente te señalé, están surgiendo nuevos medios y dispositivos inteligentes para usuarios todo el tiempo. Por tanto, debes asegurarte que tu contenido esté disponible por la mayoría de canales disponibles. Y un CMS Headless es el mejor gestor para lograrlo.

2.- Otorga libertad para los desarrolladores

Al separar el frontend del backend, los CMS disociados generan mayor libertad a los desarrolladores. Incluso, el desarrollo de un proyecto es perfectamente divisible en cada uno de las partes que lo conforman, lo que no es posible en un CMS tradicional.

Desventajas del CMS Headless

El constante desarrollo de nuevos dispositivos, genera nuevos canales para distribuir contenidos.

Un CMS disociado presenta las siguientes desventajas.

1. Organización del contenido

Los editores y redactores se tienen que adaptar al gestor de contenidos, es decir, a la nueva estructura de presentación de la información. Por ende, no pueden obtener una vista previa de cómo se verá el contenido creado en las aplicaciones desde el CMS.

2. Control de versiones

Al usar esta tecnología vas a necesitar una capa más para administrar de manera eficiente las aplicaciones. Es decir, es probable que requieras de un servidor extra para hacer pruebas exclusivas y llevar un registro detallado de los cambios realizados al CMS.

Queda claro que por ahora, y para el caso específico de los blogs, no hay apuro en que uses un CMS disociado. Esta tecnología está más que todo enfocada a otro tipo de contenido web, diferente al que empleas como bloguero.

Pero los CMS tradicionales están evolucionando a un modelo híbrido que usa API, llamado Decopuled CMS. Así que a mediano plazo, te verás en la obligación de manejar, al menos de forma parcial, algunos conocimientos referentes a los CMS disociados.

Pedro Alejandro Acosta

Redactor y editor de Bloguero Pro. Soy de profesión ingeniero (Civil e Industrial), en esta etapa de mi vida dedicado a la redacción de artículos que espero te sean de mucha ayuda.

Suscríbete al newsletter de Bloguero Pro

Regístrate con tu email para recibir novedades, noticias y consejos.

* No compartimos tu información personal con nadie. Al registrarte, aceptarás recibir ofertas, promociones y otros mensajes comerciales de Bloguero Pro. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comentarios