Qué es el agotamiento del bloguero y cómo puedes superarlo

26 Jul, 2019   |   de Maria Sánchez   |   Haciendo tu blog

Lo más normal al iniciar con tu blog es que te sientas lleno de energía y que tengas una inmensa cantidad de ideas para explorar. Sin embargo, como en todo trabajo o actividad humana, con el tiempo llega el cansancio y lo primero que sufre es tu contenido. Existen muchas razones por las cuales puede surgir el agotamiento del bloguero, si te sientes de esta forma, no debes alarmarte, es normal y lo puedes superar. Sólo necesitas entender cuáles son los elementos que tienes que cambiar en tu entorno y descubrir cuál es tu ritmo de trabajo personal.

En la mayoría de los casos, los blogs son proyectos iniciados por de manera individual y que luego pueden adquirir la capacidad de transformarse en trabajos colectivos. De todas formas, el agotamiento del bloguero puede aparecer en cualquier fase, disminuyendo la productividad. Las causas son muy variadas, pero en muchas ocasiones ocurre debido a pequeños patrones de conducta que pueden ser resueltos con el tiempo.

Lo importante es reconocer desde el inicio del proyecto, los retos y dificultades que puedan venir en el futuro para estar preparado en cualquier momento. El agotamiento puede comenzar a fustigarte en cualquier etapa, pero también debes saber que no es algo inevitable. Puedes construir un plan de trabajo que mejore tu relación con la creación de contenido y el manejo del blog. Del mismo modo, puedes combatir los síntomas y las consecuencias de este cansancio mental para mejorar en tu trabajo.

Tu blog es tu responsabilidad, pero por sobre todas las cosas, es tu forma de expresarte y de generar ingresos con tus propias ideas. Por lo cual si no estás disfrutando de lo que haces, es momento de dar un cambio y enfocarte nuevamente en tus necesidades. Si tu sitio web es un proyecto personal, debes saber balancear el resto de tus responsabilidades y relaciones con tu trabajo. De lo contrario, estarás creando un ambiente hostil para ti mismo y todas las facetas tu vida, incluyendo el blog, terminarán afectadas.

Fija un plan de trabajo realista

Desde el momento en el que inicias con tu sitio web, debes tomar en cuenta el agotamiento del bloguero. Considera las condiciones en las que vives y el tiempo que tienes a disposición para crear tu contenido y desarrollar tu web. No importa si no publicas artículos todos los días o si no atiendes cada aspecto del sitio las 24 horas. Establece un tiempo de la semana para cada actividad específica y permítete un buen plazo para poder culminar cada tarea sin apuros.

Si tu plan de trabajo no es realista y esperas realizar una gran cantidad de actividad en poco tiempo, tu contenido será el primero en sufrir. Mide la cantidad de tiempo que requieres para escribir un artículo y establece tus planes semanales con base en eso. No te sobre exijas a ti mismo sólo por la necesidad de aumentar tu presencia web o por conseguir más lectores. Si logras confeccionar un plan más sensato, podrás llevarlo a cabo de forma más fácil, con lo cual podrás ser más constante con tu blog y tus visitantes.

Si el sitio web es un esfuerzo colectivo, procura delegar las tareas con este mismo pensamiento. De lo contrario, el equipo no será efectivo y no podrás desarrollar los putos fuertes de tus colaboradores. Permíteles sólo un poco más del tiempo necesario a tus colegas en sus actividades, de esta forma tendrán la posibilidad de entregar un mejor producto. Así, le estarás ahorrando tiempo de corrección al equipo y mejorarás la calidad de tu contenido.

Evita la acumulación de trabajo

Si logras confeccionar un plan de trabajo que considere todas tus necesidades de forma satisfactoria, pero fallas en cumplir con tus propios plazos de trabajo, te encontrarás en una situación peligrosa. Lo mismo ocurrirá si no puedes comprometerte lo suficiente con el proyecto y tiendes a hacer otras actividades en tus horas de trabajo programadas.

Según la psicóloga Bluma Zeigarnik, los individuos tienden a pensar en las tareas incompletas o por hacer, más que en el trabajo terminado. Bajo esta premisa, si no eres capaz de realizar las actividades a tiempo, estarás pensando en ellas incluso cuando te ocupes de otras cosas. Con lo cual vendrá un agotamiento mental y una baja de productividad.

Procura no pensar en cuánto tiempo te ha de llevar una labor y simplemente comienza a hacerla. Si ni siquiera eres capaz de iniciar con una tarea, nunca verás el resultado final y no podrás dejar de pensar en eso. Por este motivo, debes plantearte metas inmediatas realistas, o de otro modo, tu atención irá directamente a tu falta de productividad, dejando desatendido el trabajo del momento.

Tu objetivo no sólo debe ser terminar las tareas que tienes pautadas, sino también crear un ritmo de producción saludable. Así podrás terminar tus actividades durante el lapso de tiempo estipulado y serás capaz de crear hábitos de trabajo acordes a tus necesidades.

Programa la inspiración

En muchas ocasiones los blogueros sufren bajas de creatividad o simplemente las ideas dejan de llegar con la misma frecuencia. Para esto, la solución es apartar pequeños lapsos durante el día para visitar otros sitios web o escuchar la opinión de otros blogueros. De esta forma podrás desarrollar tus ideas a partir de lo que escuchas y percibes en la red.

Es bueno también visitar las redes sociales e indagar sobre las tendencias actuales y los asuntos que ocupan a la colectividad. Crear contenido con base en sucesos o temas de interés, también es una gran forma de mantener a tu audiencia.

Evita el agotamiento del bloguero estimulando tu creatividad de forma constante. Si asumes esto como parte de tu rutina, tu productividad verá los beneficios y tu contenido mejorará sustancialmente.

Organiza tu entorno

El lugar donde trabajas (oficina o estudio), debe considerarse un templo para preservar la creatividad y la tranquilidad. Establece un espacio que te proporcione paz y que te libere de responsabilidades externas a tu blog, así serás capaz de crear tu contenido sin distracciones.

Una de las principales causas del agotamiento es la apatía que produce un entorno tóxico. Organiza tu espacio de trabajo de manera en que facilites tus actividades diarias e impulses la creatividad. Esto lo puedes lograr con la decoración apropiada y con elementos visuales que te brinden serenidad.

En definitiva, el agotamiento del bloguero es común entre los creadores de contenido digital y existen distintas causas para su aparición. Evita fijarte metas poco realistas y lapsos de tiempo que malogren tu salud mental. Del mismo modo, desarrolla un ritmo de trabajo que te permita aumentar tu productividad, tomando en cuenta el resto de tus actividades cotidianas. Construye un espacio ameno y crea tu contenido sin preocupaciones externas.

Pulsa el botón para navegar en nuestra categoría Haciendo tu Blog, en la que aprenderás como crear y gestionar tu blog.

Maria Sánchez

Relacionista industrial, abogado, escritora

Mensajes Relacionados
Cómo puedes proteger a tu blog del SEO negativo

Conoce cómo puedes proteger a tu blog del SEO negativo.

Cómo seleccionar a un redactor SEO para tu blog

Conoce cómo seleccionar a un redactor SEO para tu blog.

Qué es un anchor text y cómo debes usarlo en tu blog

Aprende qué es un anchort text y cómo debes usarlo en tu blog.

Qué es un enlace tóxico y como identificarlo

Conocerás que es un enlace tóxico y como identificarlo

Suscríbete al newsletter de Bloguero Pro

Regístrate con tu email para recibir novedades, noticias y consejos.

* No compartimos tu información personal con nadie. Al registrarte, aceptarás recibir ofertas, promociones y otros mensajes comerciales de Bloguero Pro. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comentarios