Los tres monos sabios del marketing de contenidos

01 Jul, 2020   |   de Nathaly Barazarte   |   Crea tu contenido

La imagen de los tres monos sabios, original de la cultura japonesa pero que se ha popularizado en todo el mundo, se adapta perfectamente a la ejecución del marketing de contenidos. El truco está en saber interpretar lo que quieren decir estos monos sabios del marketing. Este post es precisamente para ayudarte a cómo desarrollar su mensaje dentro de tu plan de contenidos.

El marketing de contenidos es la estrategia más efectiva para llevar tu blog al éxito, pero también es la más difícil de ejecutar. Una de las maneras de hacerlo es a través de los tres monos sabios del marketing, sin embargo es necesario que sepas bien de qué se tratan estas figuras, su origen y el mensaje que representan en distintas culturas.

¿Quiénes son los monos sabios?

La mayoría de las personas hemos vistos muchas veces la imagen de los tres monos sabios pero no sabemos quienes son. Como pudiste ver en la imagen anterior se trata de tres monos: uno se tapa los oídos, otro los ojos y el que resta la boca. Son muy populares desde hace muchos años, primero en el cine y la televisión y ahora en Internet.

Lo que muy pocos saben es que se trata de Kikazaru, Mizaru e Iwazaru, en el mismo orden en que están descritos en el párrafo anterior. Como te pudiste dar cuenta por sus nombres son unos personajes japoneses también conocidos como los tres monos místicos, y forman parte de la cultura nipona.

La función de estos monos es aconsejar a las personas y cada uno representa un mensaje específico. Kikazaru te dice no escuches a quienes te hacen actuar mal, Mizaru expresa que no veas las malas acciones como algo natural, mientras que Iwazaru te aconseja que no hables si no tienes fundamento de lo que vas a decir.

Origen de los tres monos sabios

El uso de estas figuras tiene su origen a principios del XVII cuando fueron elaboradas en madera por el escultor Hidari Jingorō. Dichas estatuas eran mostradas en los templos sagrados del santuario Toshogu, ubicado al norte de Tokio, capital de Japón. Los personajes de madera fueron dedicados a Shogun Tokugawa Ieyasu, un gobernante recordado dentro de esta cultura japonesa como un hombre honorable y sobre todo sabio.

Existe un proverbio chino que dice: no ver el mal, no hablar del mal y no oír el mal. Nace del código chino del santai, el cual está basado en una filosofía que promueve la moral y la buena conducta con el uso de los sentidos de ver, oír y hablar. Luego, el proverbio se asoció con la imagen de los tres monos y se hizo popular en todo Japón.

No obstante, esta original representación de los tres monos sabios ha sido interpretada de distintas maneras a lo largo de los años. Una de las más distorsionadas, por llamarlo de alguna forma, es la que señala que los pueblos deben rendirse ante el sistema. Esto se traduce en no deben ver, oír u opinar ante el Estado.

Actualmente se pueden encontrar muchas versiones relacionadas con su significado. Con la masificación de las comunicaciones por Internet también podrás ver a las figuras de los monos sabios como emojis. En este caso suelen darle la siguiente interpretación: los ojos tapados para decir que no quiere ver algo, los oídos para no escuchar y la boca tapada con vergüenza de expresar algo.

Monos sabios del marketing de contenidos

Ahora llegamos al marketing de contenidos, una estrategia catalogada como la más efectiva para fidelizar el público de tu blog. No es casualidad que sea tan popular la frase el contenido es el rey. Pero lograr ofrecer un contenido de calidad no es una tarea fácil y es aquí donde los tres monos sabios te pueden ayudar. Presta atención a las siguientes recomendaciones que te ofrecen cada una de estas figuras:

1. Observar

Deberás estar atento a todo tu alrededor, a todo lo que gire en torno a tu blog. Allí se involucra tanto a tu audiencia como a tu competencia, el saber ver las cosas a tiempo te será de gran ayuda.

También debes observar cuales son las nuevas herramientas que te pueden ayudar, posibles nuevos aliados y las nuevas tendencias de tu nicho. La idea es visibilizar constantemente lo que es tu matriz FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas), para de esa manera actuar a tiempo.

2. Escuchar

La mejor manera de llegar a tu público objetivo es escuchando lo que ellos quieren. Es fundamental oír lo que quiere tu cliente, lo que le gusta y lo que no, así como saber interpretar sus silencios.

El uso de preguntas frecuentes es primordial, así que no pueden faltar en tu blog. De allí podrás obtener una nutrida fuente de información que optimizará tu contenido. De igual forma, debes escuchar con reacciona ante tu contenido o acciones y comparar como lo hace con la competencia.

No permitas distracciones originadas en ruidos, mantente enfocado en escuchar lo que realmente es beneficioso para tu blog. Debes evitar las suposiciones y si algún mensaje que escuches no está claro pregunta para disipar la duda.

3. Decir

Es aquí cuando entramos de lleno en el marketing de contenidos, el hablar a tu público es la mejor forma de llamar su atención. Es la mejor manera de mostrarle a la audiencia de tu blog todo tu conocimiento y las cosas que sabes hacer.

Como ya se ha dicho en múltiples oportunidades es la mejor estrategia para crearle autoridad a tu marca y por ende incrementará su posicionamiento. Lo fundamental es aportar contenido de valor, que seas capaz de informar, educar, inspirar y entretener.

La clave que te llevará al éxito con tu contenido está si cumples con los siguientes aspectos:

  • Aporta contenido único: Al ofrecer tu toque personal a cada contenido que difundas le darás esa originalidad que lo hace único. La idea es que también estés basado en la verdad para fomentar la credibilidad de tu blog.
  • Piensa siempre en tus usuarios: Cada vez que realices un contenido debes preguntarte qué tipo de valor estás aportando. La idea es que esté cargado de bondad, que no dañe a nadie.
  • Ofrece algo útil: Debes tratar de ayudar a tu usuario a resolver un problema, a inspirar, educar o entretener, siempre debe aportar. Lo que debes buscar es convertirte en una necesidad para tu público.

En resumen, lo que los tres monos sabios aportan al marketing es que antes de hablar debes ver y escuchar bien. Un buen contenido es el reflejo de una excelente observación y de escuchar qué es lo que quiere tu público. Lo más impresionante de todo esto es como un proverbio chino que nació antes del siglo XVII sigue estando vigente.

Al conocer bien el origen y las distintas interpretaciones de estas figuras propias de la cultura japonesa tienes más herramientas para potenciar el contenido de tu blog. La idea es que incorpores a los tres monos sabios del marketing a tu plan de contenidos y así desarrollar verdadero contenido de valor para tu público.

Pulsa el botón para navegar en nuestra categoría Crea tu contenido, en la que aprenderás cómo crear y gestionar el contenido de tu blog.

Nathaly Barazarte

Comunicadora Social

Divulgación de los afiliados

Este artículo puede contener enlaces de afiliados. El autor podrá ganar un porcentaje de comisión por cada venta realizada. Lea aquí para más información.

Affiliate Disclosure

This article may contain affiliate links. The author may earn a percentage of commission for each sale made. Read this for more information.

Mensajes Relacionados
Temas para un blog de zapatería

Las zapaterías siempre han sido un buen negocio, por eso te traigo los mejores temas para tu blog de zapatería para así ayudarte a incrementar su tráfico.

Cómo crear tu plan de contenidos

En este artículo conocerás cómo puedes crear un plan de contenido para tu blog, dentro de una adecuada estrategia.

El corrector ortográfico: un aliado imperfecto

El uso de herramientas tecnológicas facilita la elaboración del contenido de tu blog, sin embargo debes tener cuidado al utilizarlas. Hay correcciones que solo pueden ser vistas por la revisión humana.

¿Conviene usar Spintax en la redacción de contenidos?

Conoce la técnica del Spintax, y determina si es beneficiosa para tu contenido