Cómo hacer un tutorial

28 Mar, 2019   |   de Pedro Alejandro Acosta   |   Crea tu contenido

Realizar tutoriales es una tarea común para los blogueros, sin embargo, no es algo fácil. Cada temática es diferente, pero en todas hay inquietudes hechas por los subscriptores que solo podemos contestar con un tutorial. Continúa leyendo para saber cómo hacer un tutorial paso a paso, sin dejar por fuera ningún detalle. Aprende a hacer guías útiles que complazcan a los lectores y generen nuevas visitas.

Los tutoriales son guías paso a paso que ayudan a resolver problemas o completar tareas. No importa si eres un experto o simplemente quieres mostrar cómo has empezado algún proyecto, todo tutorial debe de ser informativo.

Las mayores búsquedas de las personas en la red están basadas en encontrar las soluciones para determinados problemas. Hacer artículos donde ofrezcas esa solución es una buena manera de llegar a potenciales suscriptores.

Cada tutorial toma tiempo en la elaboración, pero hemos preparado una guía de cuatro pasos para ayudarte con la organización. Los pasos están divididos en varios puntos importantes al momento de completar el proyecto, síguelos y tendrás buenos resultados.

Paso 1

Antes de empezar

Busca un problema que puedas arreglar

Hay muchos de donde escoger, pero es mejor si te enfocas en aquellos donde tienes experiencia. No tienes que ser un magíster en el tema, pero siempre es mejor saber de lo que se habla.

Investiga la competencia

No le tengas miedo a los temas comunes, pero ten cuidado con la competencia, te hará más difícil conseguir visitas. Algunos temas ya han sido tomados para tutoriales anteriormente, investiga cómo es su contenido y crear una versión mejorada. No importa si es un tema anteriormente tratado, siempre que le des un valor agregado a tu contenido.

Reduce área de trabajo, no generalices

Un error frecuente es encontrar tutoriales muy generales o demasiados extensos para la información que aportan. La mayoría de las personas interesadas en un tutorial, busca una solución rápida y fácil de emplear. Si observan que el tutorial divaga o pierde su meta, seguro sentirán que pierden el tiempo y dejarán de leerte.

Por ejemplo, si quieres hacer un tutorial para resolver algún problema de aplicaciones móviles, no hables del equipo. Céntrate en ofrecer la solución y solo da la información extra, si es productiva para la guía.

Materiales necesarios

Hacer un tutorial lleva tiempo, pero tener todos los materiales lo hace todo más fácil. Haz una lista de materiales y herramientas para tener todo a la mano, ello será de mucha utilidad.

Ordenar todo

Con los materiales a mano, es mejor organizar los pasos y colocar las herramientas en un orden. Crea un lugar de trabajo para aprovechar en tiempo y hacer todo mucho más estético y atractivo.

Por ejemplo, para hacer recetas de cocina, no hay nada más visual como los ingredientes bien organizados sobre el mesón. Además, te ayudará a no perder el tiempo para buscar cada uno por separado en cada paso.

Paso 2

Haz el tutorial y define los detalles

Terminado el paso 1, es necesario afinar todos los detalles para lograr el mejor resultado.

Corto y simple es mejor

El tiempo y la utilidad de la planificación es indispensable, para el tutorial exitoso hay dos características importantes: rapidez y eficacia. Crea una lista de pasos antes de empezar y úsala como guion para completar cada tarea. No dejes de lado la simplicidad de cada paso, para hacer todo más sencillo a los lectores.

Todo cuenta para los lectores

No asumas preparación previa por parte del lector, aquellos inconvenientes que resultan triviales para ti, son un desafío para otros. Se útil para todos y ganarás suscriptores: al crear los puntos y paso, asegúrate de no dejar nada a la imaginación.

Escribe las instrucciones sin muchas complicaciones

Para tener una lista adecuada a los lectores, procura ser amistoso, transmitir confianza y seguridad. No uses términos rebuscados o ellos perderán el interés por el artículo, sé lo más cotidiano posible para llegar todos.

Da crédito a las fuentes

Si has recolectado información de diferentes fuentes, es importante resaltar su origen, para evitar problemas con los derechos de autor. Consigues mejor resultado e impacto en tus lectores, si usas material de fuentes seguras.

Apóyate con imágenes o videos

Todo el apoyo visual que puedas aportar a un tutorial es de gran utilidad. Las imágenes son un gran apoyo para cada artículo, pero en los tutoriales son especialmente importantes.

Las capturas de pantalla o fotografías tomadas con cualquier dispositivo, son herramientas disponibles en cualquier momento. Procura usar imágenes antes y después de cada paso para mayor explicación y demostración.

Más de un método siempre es mejor

Normalmente hay más de una solución para los problemas, pero no todas las soluciones pueden ser aplicadas por los lectores. Ofrece diferentes opciones para hacer el post más útil a todos y crea un plan b a posibles problemas.

Incluye las decisiones imprevistas

Es posible que en medio de algún paso se te ocurra una idea nueva o tomes alguna decisión no planeada. Incluye todos esos detalles en la redacción del tutorial, es probable que a otros también se encuentren en similar situación.

Aclara las dudas con ejemplos

La mejor manera de hacerte entender, es dar ejemplos o hacer comparaciones que faciliten la comprensión. Es cierto que hacer una guía corta es importante, pero de nada sirve si aclaran las dudas del lector.

Las imágenes son una buena forma de dar ejemplos visuales, pero si es necesario recurrir a ejemplos escritos, hazlo. Solo no olvides que abusar de los ejemplos hace que la lectura se torne pesada.

Paso 3

Redacta el tutorial

Escribe el título

El título es importante para marcar la diferencia con el resto de los tutoriales. Usa los títulos llamativos y keywords para llegar a más personas, pero no olvides la idea principal.

Escribe una introducción

Una vez hayas atrapado a los lectores con el título, es momento de hacer una pequeña introducción. Dicho texto te indica lo importante que es el tutorial y como puede ser útil para tus lectores. No olvides hacer llamados de acción para conseguir más interés y mantener la lectura.

Redacta los pasos

Comienza a escribir el tutorial y toma como referencia el guion que he mencionado al principio. Probablemente has quitado o agregado nuevas instrucciones, ahora es cuando debes crear el tutorial y aprovechar todos los apuntes.

Divide los pasos, ello hace la lectura más fácil

Para todas esas complicaciones o pasos largos, es mejor dividirlos en secciones y dar detalles paso a paso. Es más eficaz si se utilizan pequeños pasos para explicar, que usar párrafos muy largos y complejos.

Puedes usar nuevos artículos para explicar esos temas complicados, pero es mejor hacer todo desde un único tutorial. No repitas la información muchas veces, usa los atajos o menciones si es necesario volver a pasos anteriores.

Ofrece pruebas para dar seguridad

Todos los interesados en tutoriales buscan pruebas de efectividad, es por ese motivo que los vídeos tutoriales son tan comunes. No todos los nichos pueden hacer vídeos para explicar cada paso, una solución es practicar tus pasos y tomar fotos como prueba.

Por ejemplo, un blog de matemáticas puede utilizar vídeos, pero es mucho más rápido y menos pesado si se utilizan imágenes. Las fotografías editadas son una gran idea, reducen el número de contenido escrito y definen los pasos sin tantas complicaciones.

Resume

Hacer un recuento rápido de todos los pasos, es importante para refrescar la memoria de los lectores. Además, será un punto de regreso si se busca refrescar las ideas y encontrar soluciones rápidas.

Escribe una sección de preguntas frecuentes

Una vez hayas terminado con el tutorial, es muy útil colocar un medio de interacción con los lectores. Crea un lugar donde puedan resolver sus dudas y conseguir el material o las herramientas que has usado.

Por ejemplo, crea una sección donde hables de programas o materiales que utilizaste en cada en el proceso. Así logras completar la información sin interrumpir el tutorial, e incluso podrías conseguir dinero por publicidad.

Paso 4

Termina el tutorial

Considera la opinión de terceros

Podrías indicar a otra persona que lea el contenido por ti, tendrás una visión desde otro punto de vista.Leer una vez más el contenido hará sobresalir esos pequeños detalles que se te han escapado.

Pública el tutorial

Con el tutorial ya listo, solo tienes que publicarlo en el blog y esperar la respuesta de los lectores. Siempre esta esa duda que nos hace querer complementar el contenido, pero es mejor definir el final y publicarlo.

Mantente actualizado

Una vez el artículo esté subido a la red, es momento de comprobar su utilidad con los comentarios. Usa cada recomendación y aporte para mejorar en las próximas publicaciones o complementar la información del artículo.

Consejos para optimizar tu tutorial

Ya terminado los cuatro pasos anteriores, aplica estos consejos para lograr un trabajo completo.

  • Usa imágenes en cada paso, ello reduce las palabras y crea más interés.
  • Una buena escritura es primordial para transmitir el mensaje correcto.
  • No hables del mismo punto varias veces, si no es necesario tocarlo.
  • Usa material de apoyo que se adapte al estilo del blog, así generas mayor efecto visual.
  • Un tutorial con pasos cortos, genera mayor tráfico que uno con pasos largos.
  • Usa imágenes con marcas de agua, son buena publicidad.
  • No olvides que es un tutorial, escribe con pasos cortos.
  • Los ejemplos son muy importantes para reubicar la idea correcta.

Cuida cada paso e imagen para transmitir un mensaje directo y evitar margen de error. Si tienes problemas no dudes en buscar el apoyo de otros autores, pero dales el crédito por el aporte. Revisa todo después de escribir para no ser un mal consejo, si puedes, aplica lo que dices para mayor control y pública el contenido. Ahora que sabes cómo hacer un tutorial para el blog, no lo dudes más y da respuestas a los suscriptores.

Pulsa el botón para navegar en nuestra categoría Crea tu contenido, en la que aprenderás como crear y gestionar el contenido de tu blog.

Pedro Alejandro Acosta

Redactor y editor de Bloguero Pro. Soy de profesión ingeniero (Civil e Industrial), en esta etapa de mi vida dedicado a la redacción de artículos que espero te sean de mucha ayuda.

Mensajes Relacionados
¿Cómo elegir las palabras claves al redactar un artículo?

Cómo enfocar tu estudio de keywords para mejorar tus resultados

Cómo usar SpamScore para medir el riesgo de penalización en tu blog

Conoce cómo usar SpamScore para medir el riesgo de penalización en tu blog.

Qué es y cómo definir la buyer persona de tu blog

¿Quieres saber cómo crear una buyer persona para tu blog? Entra y descúbrelo.

¿Conviene usar Spintax en la redacción de contenidos?

Conoce la técnica del Spintax, y determina si es beneficiosa para tu contenido

Suscríbete al newsletter de Bloguero Pro

Regístrate con tu email para recibir novedades, noticias y consejos.

* No compartimos tu información personal con nadie. Al registrarte, aceptarás recibir ofertas, promociones y otros mensajes comerciales de Bloguero Pro. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comentarios