Cómo escoger la temática de tu blog

15 Feb, 2019   |   de Pedro Alejandro Acosta   |   Haciendo tu blog

El primero de los pasos para crear tu blog, es que selecciones un tema adecuado para el mismo. Ello puede resultarte abrumador, dada la gran cantidad de temas disponibles que están a tu disposición. En el presente artículo encuentras algunos lineamientos claves a considerar a la hora de elegir la temática de tu blog.

Antes de establecer las opciones que puedes evaluar para determinar sobre que hacer tu blog, debes hacer un ejercicio. El mismo consiste en responder, de forma meditada y honesta, a un conjunto de preguntas guías. Sus respectivas respuestas van a orientar las posibles temáticas en aquellas que realmente son de tu interés y del público. Y si escribes o lees sobre algo que te interesa, la probabilidad que tu página resulte exitosa aumenta.

Preguntas para definir la temática de tu blog

El uso de preguntas guías facilita la definición del tema de tu blog.

Las preguntas que debes hacerte, y los respectivos objetivos de ellas, las observas a continuación.

1.- ¿Cuáles temas son de tu dominio?

Quizás no hay algo más importante para el éxito, que tu blog sea sobre un tema que domines. Tu base de conocimiento te permitirá ofrecer a tu público contenido pertinente y veraz. Aún cuando tú idea sea contratar desarrolladores de contenidos, necesitarás igual del conocimiento para evaluar la calidad de sus trabajos.

No necesitas ser un gurú en un tema, pero sí tener una base de conocimiento sólido sobre el mismo. Que tengas la misma por oficio o estudio es lo de menos, lo importante es que las poseas. Así que no te intimide elegir una temática en un área donde no seas un profesional acreditado.

Recuerda que tu blog es un medio de comunicación escrito, por lo que el manejo del léxico es primordial. Es importante entonces que domines tanto el lenguaje técnico como la jerga que se usa en el área del tema. Nada espanta más a los lectores, que ver un uso inadecuado de las expresiones propias del área de conocimiento.

2.- ¿Qué temas te gustan?

Si te centras en escribir sobre cosas que te gustan, serás capaz de escribir por pasión. Si te enamoras de la temática de tu blog, desarrollarás tus contenidos con gusto y placer. Y transmitirás ese sentimiento a tus lectores en tus escritos, cautivándolos y haciéndolos fieles seguidores de tu producto.

Incluso puedes tener éxito con temas que no te apasionen, pero con los cuales sientas alguna afinidad. Lo que sí es un error es seleccionar un tema que te sea indiferente o te cause desagrado. Así no trabajarás a gusto, lo cual inconscientemente terminarás reflejando en tus contenidos, y será palpado por tus lectores.

3.- ¿Qué temas resultan actualmente interesantes para el público?

La vida de tu blog la darán los lectores, así que debes considerar sus inclinaciones desde el principio. Debes investigar qué temas son los que resultan de mayor interés para los lectores en la actualidad.

Figura 1. Selecciona temas de los cuales conoces, y que sean del gusto tanto tuyo como del público al que quieres llegar.

En el presente, hay muchos lectores ávidos de contenidos en aspectos relacionados con nuestra vida cotidiana, tales como:

  • Dinero y finanzas.
  • Salud y bienestar.
  • Familia y parejas.
  • Entretenimiento.

Una vez tengas las respectivas respuestas a las preguntas guías, selecciona aquellos temas que estén simultáneamente en todas ellas. Estos temas son aquellos que te gustan, de los cuales conoces, y que están de moda en la actualidad. Por ello, poseen tres condiciones claves que brindan el potencial para que tu blog sea exitoso.

¿No hay temas comunes en las tres listas?, entonces regresa y responde de nuevo las preguntas. Seguro en la segunda oportunidad, mejorará tu capacidad de respuesta, y encontrarás temas que coincidan en las tres.

Criterios para evaluar las alternativas

Para evaluar con el cerebro en lugar del corazón.

Ya que tienes algunos temas candidatos para tu blog, llega la hora de evaluar cada uno de ellos. La evaluación resulta diferente, según tu intención sea monetizar tu blog, o simplemente hacerlo por afición. En lo particular, te recomiendo que aunque tu pretensión no sea monetizar, igual consideres la arista económica.

Hablamos de monetizar un blog, cuando queremos que el mismo funcione como una fuente estable de ingresos. Por ejemplo, cuando queremos que genere ingresos que cubran los gastos operativos que el mismo te genera. O que retribuya el equivalente en honorarios a las horas que dedicas al desarrollo de los contenidos. Si quieres conocer cómo puedes monetizar un blog, te recomiendo revises el artículo cómo ganar dinero con tu blog.

Si tu idea es monetizar tu blog, debes analizar lo siguiente:

1.- ¿La temática es adecuada al nicho que quieres explotar?

Un nicho es u conjunto de potenciales seguidores de tu blog, cuyas acciones quieres usar para generar ingresos. Resulta evidente que para este fin, tienes que garantizar que tu tema les resulte atractivo. Así que analiza entre los temas antes seleccionados, cuáles son los más convenientes para monetizar.

2.- ¿Hay muchos blog trabajado con esta temática?

Figura 2. Los buscadores web son herramientas que te permiten conocer quienes están abordando en sus blogs los temas que son de tu interés.

Si hay muchas páginas trabajado con temática de tu blog, ello se traduce en competencia. Si tu idea es monetizar, debes analizar si realmente tienes la capacidad de competir contra blog similares. Al momento de realizar dicho análisis, te recomiendo evaluar lo siguiente:

  • ¿Puedes ofrecer un contenido superior al ofertado por tu competencia?
  • ¿Puedes aprovechar una oportunidad que la competencia está ignorando?
  • ¿Está por sobrevenir situaciones que te colocarán en ventaja o desventaja frente a la competencia?
  • ¿La competencia no atiende a un subgrupo del nicho de lectores, que resulta de tu interés?

Efectúa búsquedas de las principales palabras asociadas con tu temática más la palabra blog, y analiza los resultados obtenidos.

Adicionalmente, independientemente que tú meta sea o no monetizar tu blog, responde si:

3.- ¿La temática de tu blog es de largo interés?

Si bien en un inicio trabajar con un tema de moda es beneficioso, corres el riesgo que la misma sea pasajera. Una alternativa es que te enfoques al desarrollo de contenidos de un tema particular, dentro de un blog general.

A manera de ejemplo, puedes tomar como tema específico un nuevo criptoactivo particular, el cual consideras será todo un éxito. Pero lo desarrollas dentro de la temática general de los criptoactivos, donde incluyes a todos los restantes. De esta forma, tienes la opción de redireccionar tu contenido a otros criptoactivos cuando sea necesario.

4.- ¿El tema de tu blog genera suficiente contenido?

Los blog de menor calidad que he podido ver adolecen de limitarse a un tema muy específico. Por ello, rápidamente los temas de sus contenidos se agotan, y al poco tiempo sus temas son reciclados. Como lector, rápidamente pierdo el interés en ellos, al ver que los nuevos artículos no aportan nueva información.

Para evitar que en tu blog se repita la anterior situación, revisa la profundidad el desarrollo que permite tu tema. Si resulta muy superficial, debes descartarlo, sobre todo si la intención que tienes con el blog es monetizarlo.

¿Cuál alternativa selecciono?

Ya tienes varias opciones, pero ¿cuál elegir?

Al concluir el análisis anterior, debe haber una opción que resulte destacada sobre las demás. Esa opción representa la temática que es más adecuada a tu blog, y con ella debes iniciar el trabajo.

Si aún tienes dudas en cuál de las posibles opciones es la más indicada, puedes emplear una tabla comparativa. Para ello, debes seguir los siguientes pasos:

Pondera los criterios de evaluación

Ya conoces algunos criterios de evaluación de tus opciones, que desarrollé en el punto anterior. Además, puedes añadir otros criterios que consideres pertinentes, dadas las particularidades de los temas con los cuales trabajas.

A cada criterio con el cual trabajes, debes asignar una ponderación, que denota su importancia relativa. Por ejemplo, puedes usar los siguientes criterios y ponderaciones:

  • Temática es adecuada al nicho. (3)
  • Nivel de competencia. (1)
  • Tema de largo interés. (2)
  • Temática que genera contenido suficiente. (3)

En esta ponderación, que una temática sea adecuada al nicho tiene el triple de importancia que el nivel de competencia. Dichas ponderaciones, como te comenté, deben responder a las características particulares de tus temas, y a los objetivos que desees.

Cuantifica la bondad de tus opciones

Figura 3. Ejemplo de cuadro comparativo de opciones, usando la valoración con criterios ponderados.

Debes usar una escala del 1 al 5 para evaluar cada criterio, en cada una de las opciones que valores. Usa 5 para denotar la situación que te es más favorable, y 1 para la que te es menos. Recuerda que en algunos criterios, como en el nivel de competencia, la escala es invertida. Es decir, a mayor competencia debes valorar con 1 o 2, y a menor, con 4 o 5.

Valora tus opciones y compara

Para valorar cada opción, solo debes multiplicar el valor que asignaste a cada criterio, y multiplicar por el respectivo peso. Si sumas los productos anteriores, tienes ya una cifra que cuantifica la valoración de dicha opción. Debes repetir este procedimiento con cada una de las opciones consideradas, obteniendo así las respectivas valoraciones.

Al final, solo debes comparar las respectivas valoraciones entre sí, y determinar cuáles son tus mejores opciones. Recuerda que este proceso de valoración funciona solo como una herramienta de comparación auxiliar, que no sustituye al análisis profundo.

¿Y si no estás conforme con el resultado?

En caso que el análisis no revele un tema adecuado sobre que hacer tu blog, reiniciar el proceso de selección. Pero antes de hacer dicha acción, sigue este conjunto de recomendaciones.

  • Verifica si tu temática no resultó adecuada por ser muy específica, y si es así, intenta haciéndola más general.
  • Examina si utilizando otro método de monetización diferente al considerado, el tema resulta apropiado.

En conclusión elegir la temática de tu blog es un proceso que exige un análisis conciso y detallado. Debes considerar tus intereses personales, así como inclinaciones y gustos de tu persona y del público a que quieres llegar. Luego de elegir las posibles opciones de temas, debes analizar cada una de ellas, hasta determinar cuál resulta la más indicada.

Para complementar tu conocimiento sobre el tema, te recomiendo consultar los siguientes artículos:

¿Necesitas más información? Los siguientes enlaces te conducen a la correspondiente categoría:

Haciendo tu blog. Crea tu contenido. Consigue lectores. Monetiza tu blog. Entiende la tecnología. Recursos.

Pedro Alejandro Acosta

Redactor y editor de Bloguero Pro. Soy de profesión ingeniero (Civil e Industrial), en esta etapa de mi vida dedicado a la redacción de artículos que espero te sean de mucha ayuda.