Cómo empezar para tener tu propio blog

23 Jan, 2019   |   de Germán Demey   |   Haciendo tu blog
Hay muchas definiciones de Blog Personal, desde las más amplias hasta las más sencillas. Sin ánimo de caer en una clasificación particular, presentamos una definición básica y elemental. Un blog personal es un espacio web en el cual, principalmente, una persona se expresa a nivel de emociones. Además, comparte su conocimiento e información adicional sobre un tema en concreto.

Podemos considerar un blog personal como el espacio del cual dispone una persona en la web para expresar lo que desee. Sin embargo, puede correr el riesgo de perder su tiempo y su esfuerzo también, si no considera algunos elementos básicos desde un principio. Y nos referimos a una pérdida de tiempo y esfuerzo si nadie visita ni lee los artículos de un blog y, por ende, lo que se desea expresar.

Por lo antes dicho, la idea de este post es ayudarte a comenzar tu blog con buen pie. No te garantizo el éxito de tu blog, porque eso depende sólo de ti, pero sí te garantizo que tendrás la mejor orientación que puedas encontrar.

Si estás leyendo este post es porque ya tienes el pensamiento de tener tu propio blog, así que ese será nuestro punto de partida.

Vamos a ver sobre cómo empezar tu blog, para que tengas una idea antes de que pierdas tu entusiasmo:

Contenido

  1. De la ocurrencia a la idea y de la idea al proyecto
  2. Del nombre de tu blog al dominio
  3. Del Dominio a tu hospedaje web
  4. Y ahora la herramienta para construir el blog

1. De la ocurrencia al proyecto

Ya se te “ocurrió” tener un blog. Ahora debes convertir esa ocurrencia en una idea. ¿Cuál es la diferencia entre una y otra? Es sencillo, una idea la llevas a la práctica a través de un proyecto y la conviertes en una realidad. Una ocurrencia es algo que piensas y divagas en torno a ello, y hasta puede divertirte, pero no pasa de allí.

En torno a la idea, debes tener presente hasta dónde te puede llevar. Si tu idea es tener un blog donde puedas escribir de todo un poco y expresarte a través él, es muy válido y estás pensando llevar tu blog como una diversión o hobby.

Si tu idea es disponer de un blog relacionado con una temática en particular, bien sea a nivel personal o profesional, estamos hablando de algo que debe producirte algún beneficio. Dicho beneficio puede ser el obtener reconocimiento y prestigio personal o profesional dentro de tu área e, inclusive, también puede que sea el llegar a ganar dinero a través de tu blog.

Además, créeme cuando te digo que puedes llegar a ganar muy buen dinero a través de tu blog. De hecho, hay quienes viven de su blog y viven muy bien. Aquí te dejo comentario al respecto:

“Un ejemplo claro de lo primero es Mashable, que como veremos más adelante en este artículo, factura más de 500.000$ al mes, fundamentalmente por ingresos publicitarios. Un ejemplo de lo segundo es Signal vs Noise, blog de la empresa 37signals, que fue la lanzadera de su proyecto Basecamp, que hoy en día factura millones de dólares al mes.

Un tercer ejemplo es el de John Wu, que en 2006, con tan solo 22 años, vendió su blog Bankaholic.com a Bankrate, por 15 millones de dólares. No está nada mal para un blog.”

http://www.estrategiasdemarketingonline.com/top-10-blogs-que-mas-dinero-ganan-en-el-mundo/

Volviendo a lo nuestro, te recomiendo que te plantees un objetivo. Para ello, te invito a que identifiques claramente qué quieres obtener con tu blog y acerca de qué va a tratar. Qué es lo que realmente deseas alcanzar; a partir de allí, comienza tu proyecto de blog, de lo cual conversaremos en otro post.

Todo proyecto comienza con un objetivo y de eso se trata este punto. De la ocurrencia, la idea, o porque provoque tener un blog, debes identificar un objetivo.

Te sugiero que te suscribas a este blog para que obtengas información de interés y te llegue una notificación, vía email, con el link para ese otro post.

2. Del nombre de tu blog al dominio

Ahora que ya sabes para qué quieres tener un blog y estás claro en cuanto a la temática que vas a tratar en él, es hora de bautizarlo. Sí. Es el momento de colocarle un nombre.

Tiene que ser algo sencillo, fácil de recordar e inclusive “hasta pegajoso”. Toma papel y lápiz, a lo vieja escuela, y escribe todas las palabras que tengan relación con tu blog. Juega con ellas y busca algo que sea fácil de escribir y recordar. Toma en cuenta que entre más corto mejor. De fácil pronunciación y escritura.

Considera que tener un blog que no produce es perder tiempo, dinero y esfuerzo. Por eso, toma en cuenta que tu blog puede llegar a tener autoridad y ser un referente en el medio. Pues piensa entonces en un poco de “branding” o marca digital.

Créete que tu blog llegará a ser una marca y su nombre y, por ende, el dominio serán una referencia. Piensa en eso al momento de bautizar tu blog y tu dominio.

Ahora que lo mencionamos, te comento que el dominio es un nombre único con el cual se identificará tu sitio web en Internet. Por ende, para el nombre de tu blog debes considerar, además, que sea un dominio disponible en la web.

Hay muchos proveedores de servicios que pueden informarte acerca de la disponibilidad de un nombre de dominio, sin embargo, es la ICANN la organización que los administra. Para consultar la disponibilidad de un nombre puedes visitar https://whois.icann.org

También es importante que sepas que el nombre de dominios que elijas para tu blog “no te pertenece”. Es arrendado, y como tal solamente obtienes un permiso de uso que pagas durante un año, como mínimo. Debes estar pendiente de su renovación para conservarlo y lo más seguro es que tu proveedor te lo recuerde.

Detrás de ese nombre de domino hay toda una estructura tecnológica que no viene al caso en estos momentos. En nuestro blog encontrarás información al respecto, por lo que te sugiero afiliarte para tener esos tips siempre de primera mano.

3. Del dominio a tu hospedaje web

Ya tenemos el objetivo y el nombre de tu blog. Ahora necesitamos el alojamiento, que no es más que el servidor donde residen los documentos o archivos que lo componen.

Cada página, entrada, imagen, vídeo o cualquier otro elemento que compone tu blog es un archivo y debe estar almacenado en algún sitio.

El hospedaje web es un servicio que ofrece una empresa, que consiste en arrendar espacio de sus servidores para alojar los archivos que componen los diferentes sitios web que alberga. Estos servidores están, a su vez, conectados a Internet.

En palabras de a centavos, el concepto es el siguiente: cuando alguien desea visitar tu blog, la Internet busca los archivos que lo componen en el servidor que brinda el alojamiento y coloca una copia de estos en el equipo desde el cual se hizo la solicitud.

Existen servicios de alojamiento web gratuitos y de pago. Mucho hay escrito al respecto en la web, por lo que solo te diría que si vas en serio con tu blog, NO pienses en utilizar un servicio de hospedaje web gratuito.

Aunque existen varios tipos de servicio de alojamiento web, según los requerimientos que satisface, mencionaremos sólo los siguientes:

  • Hosting Compartido. El proveedor de servicio aloja en un servidor varios sitios o servicios. Todos comparten los mismos recursos de espacio de almacenamiento, procesador y memoria. Es un servicio adecuado para dar los primeros pasos con tu blog. A medida que crezca, podrás requerir (alquilar) más recursos e, inclusive, subir al siguiente nivel
  • Servidor Dedicado. El proveedor de servicios ofrece un servidor para uso exclusivo es de un solo cliente. Es decir, no comparte recursos con otras personas o empresas. El rendimiento no se ve afectado por el tráfico, como podría suceder con el hosting compartido, además de que cuenta con un mayor nivel de seguridad. Es utilizado para albergar sitios web más grandes y que requieren más recursos.
  • VPS (Servidor Privado Virtual). Un VPS (Servidor Privado o Virtual), es un servicio de almacenamiento web que se basa en un servidor físico dividido en particiones virtuales independientes. Estas particiones son capaces de trabajar con su propio sistema operativo y sin compartir recursos con otros VPS. Es como un servidor compartido pero con los beneficios y ventajas de un servidor dedicado.

Suscribiéndote a nuestro blog podrás obtener acceso a los mejores servicios de hospedaje web a un precio preferencial, además de recibir notificaciones, vía email, acerca de otras publicaciones de tu interés.

4. Y ahora, la herramienta para construir el blog

Hay dos formas básicas de crear tu blog. Utilizar productos como HTML, CSS3 y demás herramientas, lo que significa “echar código” y programar o utilizar un CMS.

Un CMS es un Sistema de Manejo de Contenido, que es algo así como utilizar una plataforma que te permite generar el blog. Tanto en un caso como el otro, puedes hacerlo tú mismo o apoyarte en alguien para que lo haga.

En cuanto al uso de programación o plataforma CMS, en ambos casos, hay pros y contras, fortalezas y debilidades, sin embargo me decanto por usar el CMS por su facilidad y generalidad. Además, si consideramos el tema del tener un blog fácilmente, lo ideal es optar por un CMS antes que tener que aprender a usar código.

Con respecto al hacerlo tú mismo o apoyarte en alguien, si no dispones del tiempo suficiente, es preferible que te apoyes en alguien. Te aseguro que ahorrarás un montón de tiempo y dinero. Si por el contrario, dispones de tiempo, eres disciplinado y te gustan los retos, te invito a que lo intentes. En este blog te ofrecemos todo lo necesario para que aprendes y lo logres.

En cuanto a las herramientas, ya decididos a utilizar un CMS, hay mucha tela que cortar al respecto, pero te haré mención a lo básico para que tengas una idea clara de la panorámica del asunto. Te mencionaré algunas de las plataformas más conocidas, pero queda de tu parte documentarte más sobre el tema, así sea por cultura general y para que “no te metan el dedo en la boca” si te apoyas en alguien para tu proyecto de blog.

Recuerda que suscribiéndote a nuestro blog, tendrás información interesante y de referencia en cuanto a toda esta temática.

Ahora vamos al grano, y de muchas opciones que hay, sólo te hablaré le las siguientes:

  • WordPress. Es la más popular destacándose por su facilidad de personalización gracias a la gran variedad de temas, plugins y widgets. Su resultado es muy profesional y cuenta con un servicio en español. Tiene dos versiones, WordPress.com, que incluye el hosting, y es la opción más sencilla y WordPress.org, que es la más completa y requiere que se contrate el hosting.
  • Blogger. Nació como la primera herramienta importante para crear blogs, en la actualidad pertenece a Google y tiene la ventaja de la integración con los demás productos de Google. Es fácil de usar, gratuito y está disponible en español. También tiene temas o plantillas que apoyan la variedad de diseños.
  • TypePad. Plataforma de blogs administrado por SixApart que permite abrir blogs en sus subdominios o publicar contenido como si éste estuviera en un dominio propio. Posee herramientas para optimizar palabras clave para buscadores y para redes sociales.
  • Tumblr. Plataforma de blogs que permite a sus usuarios publicar textos, imágenes, vídeos, enlaces, citas y audio. Es una mezcla entre blog y red social. Es elegante y simple a la hora de publicar contenido multimedia. Se sincroniza con Twitter y Facebook y tiene una aplicación gratuita para móviles.

Para concluir, permíteme decirte que apenas tienes un abrebocas acerca de cómo empezar para tener tu propio blog, y como te he dicho antes, al suscribirte a este blog te puedo enviar material de apoyo para ayudarte en tu proyecto de poseer tu propio blog.

Para complementar este contenido, consulta los siguientes artículos:
Qué Herramientas Puedo Usar para Mejorar mi Blog, Los 7 mejores CMS para Crear un Blog, Qué es un LCMS

Y visita nuestras categorías, donde encontrarás información acorde a tu necesidad particular:

Haciendo tu blog. Crea tu Contenido. Consigue Lectores. Monetiza tu Blog, Entiende la Tecnología y Recursos.

Mantente al tanto de nuestras publicaciones y novedades, siguiendo nuestra página en Facebook. No dejes de visitarnos, pulsando acá.

Germán Demey

BlogueroPro. Director. Editor www.gdemeyweb.com